Caso Cabo Cortés: Destruyendo el paraíso

greenpeace

Cabo Cortés. Cred: R. Lee Hopkins

Me quiero hacer eco de una campaña de Greenpeace sobre un proyecto turístico que destruiría un ecosistema único. Parece mentira cómo la idea de ” matar la gallina de los huevos de oro ” sigue presente alrededor del planeta. ¡Parece que los desarrolladores del proyecto no han leído mi post sobre turismo y biodiversidad!

Bromas aparte, que éste es un tema muy serio, os dejo el texto de Greenpeace:

La empresa española Hansa Urbana quiere construir en Baja California Sur (México) un mega-proyecto turístico que se llama Cabo Cortés. El proyecto se extendería en más de 3.800 hectáreas y supondría crear un núcleo de población más del doble de grande que la ciudad más cercana, Los Cabos, con infraestructuras como puerto deportivo, campos de golf, aeropuerto y una gran desaladora, entre otras.

El proyecto es limítrofe con el Parque Nacional de Cabo Pulmo, una de las zonas del Golfo de California mejor conservadas y con más biodiversidad. Hay numerosas especies de peces, además de ballenas, tortugas, tiburones y mantas gigantes, y el arrecife de coral más antiguo de Norteamérica.

Si Cabo Cortés sigue adelante, este maravilloso santuario puede verse gravemente dañado. La empresa ha obtenido los permisos para construir, pese a que el proyecto violaría varias leyes nacionales e internacionales, y aunque autoridades relevantes consideraron que no debía seguir adelante.

El mega proyecto turístico Cabo Cortés ha sido proyectado por la empresa española Hansa Urbana en el límite norte del Parque Nacional Cabo Pulmo. Es un proyecto que incluye más de 3.600 habitaciones de hotel, más de 7.800 viviendas, dos campos de golf de 27 hoyos, varios centros comerciales, aeropuerto, puerto deportivo de 490 posiciones, y una gran desaladora, entre otras infraestructuras.

A esto hay que sumar las viviendas que serán necesarias para alojar a los trabajadores, ya durante la construcción del complejo, y después para su operación. En total, la población que puede atraer es más del doble del núcleo urbano cercano más importante.

En su aprobación se han dado varias irregularidades. La Comisión Nacional de Áreas Protegidas (CONANP) emitió una opinión muy negativa debido a su potencial impacto en el medio ambiente y a que el estudio de impacto ambiental que presentó la empresa era erróneo e insuficiente. Sin embargo, el proyecto ha sido aprobado.

Si llega a ser construido, Cabo Cortés puede dañar de forma irreparable uno de los ecosistemas mejor consevados del Golfo de California.

Texto: Greenpeace

Más info en la campaña de Greenpeace

Esta entrada fue publicada en México, Turismo Irresponsable y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>